Lunes, diciembre 11, 2017
Contrapunto news
BANNER PRINCIPAL

LAS PUERTAS NO SE CIERRAN, PERO NO VENDAN: GOBIERNO DE LEÓN A COMERCIANTES

LEÓN, GTO.- Ocho comerciantes ambulantes tendrán que pagar una infracción de hasta 900 pesos por insistir en vender en la estación Delta.

El director de Mercados, Fabricio Ibarra Rocha pidió paciencia y que acepten los nuevos lugares que les dan para vender.

“No solo es el lugar, estamos poniendo a prueba para ver si les funciona.

Hay personas que nos piden apoyo con mobiliario estamos en un proceso que estamos ofreciendo un lapso de un mes para poder cumplir con eso.

Les pedimos que tengan confianza, no buscamos bloquear el ejercicio de sus funciones”, aseguró el director.

Según un conteo que tienen entre las bases de transferencia hay alrededor de 90 comerciantes que venden productos de éstos, 54 ya se acercaron interesados en una reubicación pero ojo, no todos han aceptado los lugares que les dan.

Según Ibarra su dirección si les ha dado la atención que requieren incluso dice que ya hay un recurso aprobado por la Dirección de Economía para aquellos al que les haga falta mobiliario.

Por ahora les insiste con que deben tener confianza, mucha confianza pero sobre todo que no vendan en ninguna estación porque los operativos no van a parar.

“Estamos respetando el protocolo al comerciante, pero pedimos participación que se acerquen para que conozcan lo que les podemos ofrecer.

La puerta no se cierra el día de hoy, estamos trabajando incluso hasta las 6 para que en su momento si no pueden bueno pues les atendemos después, permitanos ofrecer si algo no les parece, se aclara”, aseguró Fabricio.
Por ahora los ocho comerciantes que reincidieron en colocarse, tendrán que pagar una multita que va de los 75 pesos hasta los 900.

POR CIERTO..

Una comerciante visiblemente molesta, logró colarse al evento de entrega de orugas en la Estación San Jerónimo.
Con bolsa en mano, la comerciante entró y se paró enfrente de las autoridades sin decir ninguna palabra, solamente hablaba con sus compañeros de venta para que llegaran.

“No me dejaban entrar, pero me valió madre ya que nos resuelvan, ya vente para acá” dijo la mujer.

Pero en cinco minutos ya tenía a su alrededor a más de 4 empleados municipales intentando convencerla para que se fuera del lugar.

Pocos minutos después tomó su bolsa negra con mercancía y se retiró “escoltada” de los mismo trabajadores del municipio.

 

Te gusto? Compartelo!

Autor del articulo

Leave A Response