Internacionalportada

Médicos y ancianos recibirán primeras vacunas contra covid-19 en Estados Unidos

Vacuna

Los trabajadores de salud y los residentes de hogares de ancianos serían los primeros en recibir la vacuna contra el covid-19 cuando estén las primeras dosis disponibles, afirmó el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización de Estados Unidos. 

El panel votó 13-1 para recomendar que esos grupos tengan prioridad en los primeros días de cualquier programa de vacunación venidero, cuando se espera que las dosis sean muy limitadas.

Los dos grupos abarcan alrededor de 24 millones de personas de una población estadunidense de alrededor de 330 millones. A finales de este mes, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) considerará autorizar el uso de emergencia de dos vacunas fabricadas por Pfizer y Moderna.

Las estimaciones actuales proyectan que no estarán disponibles más de 20 millones de dosis de cada vacuna para fines de 2020. Y cada producto requiere dos dosis. Como resultado, las inyecciones estarán racionadas en las primeras etapas.

El Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización se reunirá nuevamente en algún momento para decidir quién debería ser el próximo en la fila.

Entre las posibilidades: docentes, policías, bomberos y trabajadores de otros campos fundamentales como la producción de alimentos y el transporte; los ancianos; y personas con afecciones médicas subyacentes. El comité simplemente designó quién debería recibir las vacunas primero si se dispone de una vacuna segura y eficaz. Sin embargo, no aprobó ninguna vacuna en particular.

Los miembros del panel están esperando escuchar la evaluación de la FDA y ver más datos de seguridad y eficacia antes de respaldar cualquier producto en particular. Los expertos dicen que la vacuna probablemente no estará ampliamente disponible en Estados Unidos hasta la primavera boreal.

El panel de expertos científicos externos, creado en 1964, hace recomendaciones al director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), quien casi siempre las aprueba.

Normalmente tiene 15 miembros votantes, pero hay un puesto vacante. Las recomendaciones no son vinculantes, pero durante décadas han sido ampliamente atendidas por los médicos y han determinado el alcance y la financiación de los programas de vacunación de Estados Unidos.

Dependerá de las autoridades estatales si seguirán la guía. También se les dejará tomar decisiones adicionales y más detalladas si es necesario, por ejemplo, si colocar a los médicos y enfermeras de la sala de emergencias por delante de otros trabajadores de la salud si el suministro de vacunas es bajo.

Share: