martes, febrero 25, 2020
[pro_ad_display_adzone id=64305]
Contrapunto news

REYHANLI, TURQUÍA.- Ante una multitud de hombres en una calle de la ciudad siria de Palmira, el juez enmascarado del grupo terrorista Estado Islámico leyó la sentencia contra dos hombres condenados por homosexualidad: ser arrojados desde el techo del Hotel Wael.

El juez preguntó a uno de los hombres si estaba satisfecho con la sentencia. Le aseguró que la muerte le ayudaría a librarse de su pecado.

“Preferiría que me disparara en la cabeza”, replicó indefenso Hawas Mallah, de 32 años. El otro acusado, Mohamed Salameh, de 21, rogó que le dieran una oportunidad de arrepentirse y prometió no volver a mantener relaciones sexuales con otro hombre, según un testigo.

“Llévenselos y arrójenlos”, ordenó el juez. Otros extremistas enmascarados ataron las manos de las víctimas a las espaldas y les vendaron los ojos. Después los llevaron al techo del hotel de cuatro pisos, según el testigo, quien habló en la ciudad turca de Reyhanli con la condición de ser identificado solamente por su propio nombre, Omar, por temor a represalias.

Notorio por sus atrocidades, el Estado Islámico se reserva su mayor brutalidad a presuntos homosexuales. Ha difundido videos que muestran a milicianos encapuchados sosteniendo por las piernas a las víctimas antes de arrojarlas al vacío de cabeza o empujándolas desde el borde. Por lo menos 36 hombres en Siria e Iraq han sido asesinados por el grupo por cargos de sodomía.

Las facciones de rebeldes sirios también han matado o abusado de gays.

El Corán narra la historia de Lot y la destrucción de Sodoma. La sodomía se conoce en árabe como “liwat”, basada en el nombre de Lot. Los varones que mantienen relaciones sexuales entre sí deben ser castigados, dice el Corán, pero no indica cómo. Aunque agrega que deben ser dejados tranquilos si se arrepienten. Pero la pena de muerte proviene de la Hadith, o dichos del profeta Mahoma. Las versiones difieren en el método de ejecución.

Like this Article? Share it!

About The Author

Comments are closed.