LEON
IEEG
Punto In

MEJORES PRESENTACIONES EN VIVO/ por: Gerardo Mares

Mejores presentaciones en vivo. Por Gerardo Mares Rodríguez

Antes de que la televisión evolucionara hasta los niveles actuales, donde incluso se pueden truquear las supuestas habilidades técnicas o vocales de los grupos o solistas de moda, una verdadera prueba fuego la constituyeron las anacrónicas presentaciones en vivo en foros equipados con una tecnología primitiva que no permitía, salvo a aquellos con una verdadera propuesta sónica, su lucimiento. Este es un breve repaso de lo que a mi consideración son de los mejores perfomances emanados de la caja idiota… y lo que puede encontrar en la red.

The Beatles. Yesterday. Si aprecian la carita de sir Paul medio compungida y con la mirada perdida, es porque acababa de ser notificado por un elemento del crew del show de Ed Sullivan, que un titipuchal de fanáticos lo estarían viendo a él solito tocar los acordes de la rola más covereada en la historia del rock, cantidad de fanáticos que superó los siete dígitos. A fuerza de ver el cogote de McCartney, se alcanzan a percibir dos protuberancias que no estaban segundos atrás, más un brillo facial in crescendo debido a una sudoración laxa. De cualquier forma, salió avante como héroe de Liverpool.

http://www.youtube.com/watch?v=UjcHcEZedVY

The Who. My Generation. Un grito de rebeldía, una oda a una generación pérdida en el tiempo, la inocencia vejada los por turbios acontecimientos políticos que dieron paso a este reclamo justificado, al clima social de postguerra y que antecedió a la cruda moral del conflicto bélico en Vietnam… a pesar de haber sido grabados en un estudio bastante pedorro, los productores parecería que les dieron el avión con el inserto de los supertítulos en alemán en franca despedida; un programa que debió ser patrocinado por la Telefunken. A destacar la batería de Keith Moon, ese loco frenético que lograba que los nervios se enervaran. The kids are alright, pues como no…

http://www.youtube.com/watch?v=7y7T1NZ_1NI

Steppenwolf. Born to be wild. En tiempos en que ni se conocía la palabra playback, este grupo se la rifa contra la densidad del blanco y negro, oscuridad que genera la impresión que se los va a engullir dentro de un estudio que ni se tomaron la molestia de decorar decentemente. No importa, porque la energía que desprende la rola es más que suficiente para llevarnos de regreso al pasado, a los tiempos que antecedieron al flower power y la cultura del Easy Rider.

http://www.youtube.com/watch?v=5UWRypqz5-o&feature=fvwrel

The Doors. Light my fire. Este clip tiene su chiste porque la presentación se llevó a cabo en el programa televisivo del señor Ed Sullivan, un presentador ultraconservador y todopoderoso en los medios. Obligados a censurar una palabra que incomodaba a los productores, la recomendación de modificar la letra se la pasó por el arco del triunfo Jim Morrison, hecho por el cual fueron vetados. Oliver Stone le puso más crema a sus tacos en la recreación de su filme biográfico sobre The Doors, pero es un hecho que pasó a la historia por el rompimiento de algunos tabúes.

http://www.youtube.com/watch?v=1Q8JfjAclaM

Scorpions. Speedy’s coming. La legendaria banda alemana intentaba abrirse paso en el mercado sajón con una propuesta sónica que abonaría para la consolidación del heavy metal en la década de los setentas y esencialmente en los ochentas; género musical puesto en chacota por un filme en cartelera. Lo cierto es que después de la separación de Uli Jon Roth de la alineación titular, ya nada fue igual para los escorpiones. Esta es una muestra del dominio técnico de la lira por parte de su guitarrista principal y una de las mejores presentaciones de un conjunto de metal a pesar de estar tremendamente encajonados en un estudio para enanos.

http://www.youtube.com/watch?v=72-3KUa9WWo

Motörhead. Ace of spades. No, pues ya puestos fúricos, esta presentación de la célebre banda norteamericana deja sin aliento por la fuerza sin igual que desprende una rola rápida como pocas, con un cantante para dar miedo y unos integrantes surgidos de quien sabe que cochambrosa cloaca. Velocidad pura y rock, una letra pasional acerca de un juego sexual mortífero ¿qué más se puede pedir?

http://www.youtube.com/watch?v=1iwC2QljLn4&feature=related

Van Halen. Dreams. Queriendo emular al cuarteto de Liverpool, los integrantes de Van Halen se autofinanciaron un concierto en un antro angelino bastante célebre y toda la emoción del previo fue captada por una cámara a manera de registro documental. Aunque peca de ingenuidad al querer reproducir cierta veracidad con el estilo chato e inmediato de la emisión catódica, las escenas en el escenario son llevadas a cabo sin la grandilocuencia del principio. Una delicia ver a Eddie en un escenario cercano al público malabareando su guitarra. Un clásico menor, pero al fin, un clásico.

http://www.youtube.com/watch?v=fggoNT3VHrM

Led Zeppelin. Kashmir. La reactualización de una canción por dos de sus principales exponentes, que bien pudiera calificarse de ópera por su excesiva duración, por su construcción dramática, por su inefable orquestación. Aunque se extraña la presencia sobre todo de Bonzo Bonham, el joven baterista da la talla a pesar de la tremenda figura a la que tuvo que suplir. Aunque los dos presuntos implicados ya mostraban leves signos de momificación, todavía pudieron poner a temblar a más de cinco en el foro. Y que conste que el clip de Youtube no registra la versión completa.

http://www.youtube.com/watch?v=zfuYT-qLsUA

Eric Clapton. Tears in Heaven. Ya con toda la tecnología a su favor, esta inspirada elegía se ha convertido en un canto fúnebre personal, evocada a manera de despedida para varios compas y colegas a los que he tenido la desgracia de cafetear. Y es imposible contener el llanto o el brote de alguna otra emoción genuina, puesto que Clapton le imprimió su propio dolor por culpa de un desafortunado evento donde murió uno de sus hijos. La intimidad y comunión conseguida con el público no la he visto repetida con algún otro artista.

http://www.youtube.com/watch?v=VRsJlAJvOSM

Nirvana. All apologies. Aunque nunca fui un ferviente seguidor del grunge, debo reconocer la alta calidad de las rolas que se aventó el Kurt Cobain, un tipo ya parte fundamental en la historia y evolución del rock. Este movimiento contracultural ha sido quizá el último grito generacional de una juventud hastiada por el estado de las cosas; voz que ha sido callada o fagocitada por el pop más intrascendente. El inicio de la serie de programas desenchufados de la cadena MTV.

http://www.youtube.com/watch?v=aWmkuH1k7uA

Share: