LEON
IEEG

El Papa Francisco recibió este jueves 16 de febrero al embajador de Turquía ante la Santa Sede, Ufuk Ulutas, y rezó por la población turca después de que más de 30 mil personas hayan fallecido y otras 80 mil han resultado heridas en los terremotos de magnitud 7.7 y 7.6 que devastaron el sureste del país, y que también han dejado también unos 3 mil 500 muertos en Siria.

“Al noble pueblo turco, en este momento de tanto dolor, van mis pensamientos y mis oraciones. Queridos hermanos y hermanas, estoy cerca de vosotros y rezo por vosotros”, ha escrito el Papa en el libro de honor que recoge las visitas que recibe en el Palacio Apostólico.

El Vaticano envió este miércoles 10 mil  camisetas térmicas a las poblaciones afectadas. El cardenal polaco Konrad Krajewski, limosnero pontificio, las llevó personalmente desde el Vaticano hasta Nápoles, desde donde partió el barco MSC Aurelia con ayuda para los damnificados por el terremoto en Siria y Turquía.

Según informó la compañía MSC Aurelia, el destino de las camisetas térmicas es la ciudad de Iskenderum en Turquía, donde están previstas que lleguen dentro de dos días. La distribución de la ayuda estará a cargo de los operadores de la Fundación Rava, presente desde hace mucho tiempo en la zona, que se ocupa de ofrecer comida y cobijo a miles de personas que se han quedado sin hogar.

Share: